Intercambio de hologramas

Futbol

Me resultó conmovedora aquella fiesta de los ojos y le pregunté a mi papá cada cuánto tiempo había mundiales en la vida. Me dijo que cada cuatro años, desde ese momento, empecé a medir mi historia con esa vara.

Voy a ser grande, Hernán Casciari

Faltaban menos de tres meses para que diera inicio la justa, pero para mí el mundial ya había comenzado. Las selecciones, al igual que yo, nos encontrábamos lejos de Rusia, pero el álbum de estampas me indicaba lo contrario. Desde que me dirigía al puesto de revistas más cercano no pude evitar sentir que el mundial ya había iniciado.