Amnesia mundialista

Futbol

El olvido es la única venganza y el único perdón.

Fragmentos de un evangelio apócrifo, Jorge Luis Borges.

Durante la infancia la mayoría de nosotros, en especial en un país tan futbolero como México, soñamos con ser campeones del mundo y poder levantar la copa. Los resultados de nuestra selección nos hacen soñar con un futuro que, como un horizonte, se aleja un poco cada mundial. Al final del día, no son nuestros sueños los que terminan por cumplirse, esos se encuentran lejos, en el mismo nivel de la utopías. Para el terror de todos nosotros, son las pesadillas las que comúnmente se convierten en realidad.

Para los alemanes es distinto. Cada cuatro años el conjunto germano es, en mayor o menor medida que en los torneos anteriores, considerado por los expertos como uno de los candidatos a ganar el título. En la novela onírica de los niños alemanes conseguir el cetro es un suceso que va empalmado con la realidad. Lo decía Gary Linker «El futbol es un deporte inventado por los ingleses, donde juegan once contra once, y siempre ganan los alemanes». Tal vez por eso el semblante en la cara de los jugadores no da muestras de emoción cuando La Mannscharft anota un gol. Para ellos la victoria es una costumbre y no una fiesta que se celebra con días de asueto a nivel nacional. Un ejemplo del poderío: el mundial de Brasil 2014 donde, después de golear en semifinales al anfitrión y de superar por la mínima a Argentina en la final, Alemania se consagró campeona del mundo por cuarta vez en su historia.

Muy distinta fue la final del torneo para Christoph Kramer. Poco después de haber hecho su debut internacional con la absoluta en octavos de final frente Argelia, la lesión de Sami Khedira durante el calentamiento le brindó la oportunidad al joven mediocampista de saltar al campo en el once inicial. El partido transcurrió en calma durante los primeros minutos, hasta que al minuto quince las acciones se vieron obligadas a ser detenidas. En la lucha por ganar el balón Kramer y el defensor argentino, Ezequiel Garay, tuvieron un duro encuentro que mandó a ambos al suelo. Los médicos entraron al campo a atender a los jugadores y después de unos minutos en pausa los dos regresaron al encuentro.

A partir de entonces el comportamiento del jugador alemán comenzó a ser extraño. Su actuación sobre el terreno de juego sorprendió hasta a el árbitro del encuentro, Nicola Rizzioli. El colegiado asegura que, minutos después de el encontronazo, el jugador se acercó a preguntarle «¿Es esta la final del mundial?». Incluso sus compañeros fueron testigos de sus actos. El portero Manuel Neuer cuenta entre risas que, durante un tiro de esquina en contra, el mediocampista se acercó a pedirle prestados sus guantes para intercambiar posiciones y jugar bajo los tres palos. También al líder del equipo, Philip Lahm, quizo quitarle el gafete de capitán y a Thomas Muller lo confundió con el homónimo y mítico delantero Gerd Muller. Este tipo de acciones obligaron al estratega Joachim Löw a realizar la primera sustitución del partido poco después de cumplir la media hora del partido.

Kramer

Al día siguiente de lo sucedido, como si de una noche de copas con amigos se tratara, Kramer se despertó con un dolor de cabeza insoportable y con pocos recuerdos de los hechos acontecidos. Lo único que le queda al mediocampista de aquella tarde en Maracaná es la repetición del partido y una medalla que lo acredita como campeón del torneo. En su memoria no hay recuerdos de ese día, sólo objetos que lo vuelven partícipe de la proeza realizada. En su cabeza el partido empieza a partir de la segunda mitad. Los pocos minutos que pudo disputar durante la final son recuerdos que nunca volverán. La prueba exacta que las pesadillas, seas mexicano o alemán, suelen ser bastante parecidas a la realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s