Lejos de casa

Futbol

Para Gerson

De chicos, por lo menos en México, todos soñamos con volvernos futbolistas profesionales algún día. Vemos a nuestros ídolos jugar en la televisión y se nos hace fácil imaginar llegar a ser como ellos en un futuro. Con el tiempo uno crece y decide cambiar sus sueños por algo más real y un poco más alcanzable, pero ¿qué pasa con el grupo de tercos que se aferran a la idea de alcanzar el objetivo que desde niños se trazaron?

Durante el tiempo que he estado cerca del mundo del futbol me he dado cuenta que existen infinidad de historias distintas dentro del medio. Como pasa en todos los rubros, el proceso puede resultar más sencillo para algunos que para otros, pero al final, cada jugador tiene algo que contar. Las historias que más me sorprenden son las de los jugadores que, aún siendo niños, dejan su casa en busca de cumplir lo que desde pequeños se propusieron. Con a penas quince años, o incluso menos, el jugador deja a su familia y emigra a otra ciudad esperando tener éxito.

Conozco muchos jugadores que desde pequeños viven lejos de sus casas y estoy seguro que nadie nunca les avisó que la lucha contra la distancia es una de las muchas que se deben afrontar para llegar a jugar en primera. Nadie enseña el tipo de situaciones que se deben superar y aún así, el niño acepta el riesgo que conlleva hacerlo. Por eso creo que el joven futbolista, en comparación a la gente de su edad, tiene una maduración precoz. Vemos las transmisiones de los partidos en vivo y nos resulta sencillo criticar a los que tienen la dicha de jugar, pero a nadie se le ocurre pararse a pensar en la historia que cada uno tiene detrás. Nadie se da el tiempo para recapacitar en los años de lucha que cada uno vivió lejos de casa.

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_574.jpg

El momento cuando se muestra la madurez del joven futbolista se da por estas fechas, cuando las vacaciones son cortas y las visitas a casa son breves. Lo que sucede es que los días de descanso están contados y cuando comienza a sentirse parte del hogar, el foráneo tiene que ponerse a rehacer maletas para regresar a tiempo y empezar con la pretemporada. Por eso, con la maleta en la mano, se despide de la casa en la que creció, pero que sin embargo no reconoce. También se despide de su hermano que crece con cada visita y que poco se parece al niño que era cuando se marchó la primera vez. Con el llanto en la garganta intenta decir adiós, pero no puede, porque sabe que el consuelo de la familia tiene el poder de convencer y por lo general, el que se va, no tiene las fuerzas para decir que no.

Es así como él, que vive en casa club y comparte cuarto con tres compañeros, mientras sus amigos disfrutan las vacaciones en familia, celebra las fiestas lejos de los suyos. Porque el 26 se entrena temprano y el vuelo de vuelta a casa no vale el gasto por dos días de descanso. Por eso el foráneo, esperando distraerse, acepta la invitación para pasar noche buena con la familia de un compañero del equipo. Pero cuando llega el momento del festejo y del abrazo, se siente excluido y se refugia en el consuelo de la llamada que sólo le recuerda la soledad de la distancia.

Cuando se está lejos se genera la duda sobre el esfuerzo realizado, la duda sobre las cosas que se hicieron a un lado a lo largo del camino. Pero pasan los días y sin notarlo el inicio del nuevo torneo llega para sorprender. El olor a pasto mojado incrementa las ansias aguardando que el partido pueda iniciar y es entonces, cuando suena el silbato y la pelota vuelve a rodar, que todo se puede olvidar. Todo gracias al goce y al placer de estar ahí , como dice Galeano, donde la pelota corre y vuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s