Turandot al volante

Cultura

Con la calidad real de las imágenes que se manifiestan entre el sueño y la vigilia, cuando, creyendo que estamos dormidos, estamos despiertos, o al revés.

Que nadie duerma, Juan José Millás

En un libro que cuestiona las distintas nociones que se tienen sobre la realidad, Juan José Millás presenta su más reciente novela, Que nadie duerma. Con una escritura fluida y siendo fiel a su estilo narrativo, el autor nos relata la historia de Lucía, una programadora que ha perdido su empleo.

Después de ser despedida, Lucía decide comprar un taxi con el objetivo de encontrar a su antiguo vecino, el actor Braulio Botas, de quien, después de un encuentro fugaz, se ha enamorado por completo. Desde entonces, la taxista recorre las calles de la ciudad con la famosa aria de Puccini, Nessun Dorma, sonando en la radio para que así, algún día, en cualquier esquina, el actor haga la parada y por casualidad los dos se vuelvan a encontrar.

Un ejemplo que toca el autor sobre las distintas realidades es de la locura que la protagonista desarrolla en la búsqueda. Desde el primer día que en su departamento Lucía escucha la ópera de Turandot, la obsesión se desata. Es tanto el delirio que experimenta la conductora por la obra que diario, antes de iniciar su jornada laboral frente al volante, se maquilla pensando que es la intérprete principal de la ópera. Es, a través de Lucía y los pasajeros de su taxi, que el libro muestra las distintas formas que existen para apreciar los acontecimientos diarios que, no por ser diferentes al resto, significa que sean erróneas.

El autor aclaró en una entrevista que, a pesar de ser contada desde un personaje femenino, la obra contiene mucho de autobiográfica. Según Millás, cualquier libro contiene partes o situaciones vívidas en relación a la vida del escritor. Como dice él «la novela es autobiográfica por el simple hecho de estar contada desde la perspectiva del autor». El secreto está en transformar la perspectiva de lo que se desea contar, mientras mejor sea la transformación mejor será el resultado del libro o, en este caso, la novela.

Con una trama que se desarrolla en Madrid, pero que bien se podría llevar a cabo en cualquier otra ciudad cosmopolita como Bejing, Millás nos relata una historia de amor y las cosas que por éste se pueden llegar a hacer. Ligera y de lectura breve, Que nadie duerma, no deja de sorprender de principio a fin. De este modo, y acompañado por la voz característica del autor, el lector termina imantado con el libro y los acontecimientos que  suceden.

V94CBI1tTAOXJttDfNhNVQ_mini_573.jpg

Curiosidades del autor:

  • Todos los viernes publica un artículo en el periódico El País y con estos ha inventado el género de anticuento, el cual trata de relatar de manera extraordinaria sucesos ordinarios.
  • Como explica cuando habla de la parte musical del libro, no le gusta escuchar ópera en directo, prefiere escucharla a través de un tabique, de lo contrario se siente intranquilo cuando lo hace.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s