Las manos negadas del alfarero

Cultura

Por más espesas y negras que estén las nubes sobre nuestras cabezas, el cielo allá arriba estará permanentemente azul, pero la lluvia, el granizo y los rayos le caen siempre a los de abajo.

La caverna, José Saramago

Para disfrutar La Caverna de José Saramago, primero, es indispensable entender el mito homónimo de Platón. En esta alegoría el filósofo griego nos invita a cuestionar la realidad en la que vivimos. Nos narra la historia de unos hombres que, desde su nacimiento, han vivido encadenados en la profundidad de una cueva.

Lo único visible para ellos es una pared y la sombra de ciertos objetos que una hoguera emite sobre ésta. Los hombres no conocen otra realidad hasta que un día son desencadenados y puestos en libertad. Pueden salir de la caverna, pero es tan errónea su percepción de las cosas que la luz del día los ciega. Deciden permanecer dentro, en la oscuridad.

Saramago empieza ahí, donde Platón ha preferido dejar el dedo en la llaga. El Premio Nobel de Literatura relata en este clásico la historia de Cipriano Algor un alfarero que, superado por las mejoras tecnológicas, observa cómo su profesión se vuelve inservible. En una sociedad de consumo, tan parecida a la nuestra, llena de eslóganes y productos de baja calidad, Cipriano es testigo de cómo el barro es cambiado y superado por el plástico. Resulta imposible no sentir empatía por dolor que el alfarero y su familia viven. Un dolor como el de muchas familias dedicadas a la artesanía, al campo y a las pequeñas industrias que hoy se han visto desplazadas por la maquila desmedida.

Con una prosa continua, llena de pensamientos y de diálogos, Saramago nos presenta el paulatino cambio de vida que sufren Cipriano y los suyos. Como dice Marta, la hija del alfarero, al inicio de la novela: Son los gustos del Centro los que determinan los gustos de la gente. A ese lugar dictatorial, descomunal en su tamaño, lleno de comodidades y servicios, se mudará la familia. Desde ahí Cipriano comenzará a cuestionar su realidad poniendo en una balanza las cosas que tuvo antes y que fueron relegadas.

La capacidad vidente de Saramago para presagiar futuros afines al presente en el que vivimos es reafirmada una vez más. Al pasar de página, su juicio propuesto desde un principio no hará sino aumentar en intensidad. La Caverna es un libro completo donde se juntan la trama y la prosa de un autor que, erradicando los descansos entre párrafos, nos deja siempre atentos y con ganas de más.

saramago

Curiosidades sobre José Saramago:

  • Fue galardonado con premio Nobel de Literatura en 1998. Es el único escritor portugués que ha recibido este galardón hasta la fecha.
  • Comenzó su carrera literaria de manera formal hasta los 50 años.
  • Tras la publicación de su primera novela en 1947, Tierra de Pecado, no volvería a conseguir publicar hasta treinta años después, con Manual de pintura y caligrafía. La fama no le llegaría hasta tiempo después con, El año de la muerte de Ricardo Reis.
  • Otros de sus títulos incluyen: El hombre duplicado, Ensayo sobre la ceguera y El Evangelio según Jesucristo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s